Menú
Noticias

Fresas que saben a fresas, ¿es posible volver a disfrutar de este fruto de temporada?

En Productos, 18/04/2016

Cada año, con la llegada de los primeros rayos de sol aparece en las fruterías de Málaga uno de los productos de temporada más atractivos: las fresas. Gracias a su llamativo tono rojo y al recuerdo del sabor de las fresas que saben a fresas.

Es imposible no caer en la tentación de comprar fresas, aun cuando el consumidor es consciente de que es algo pronto para consumir este producto, pero el resultado es el esperado: no son fresas que saben a fresas

No es cuestión de suerte ni de saber esperar encontrar, por fin, fresas y fresones de característico sabor dulce, jugosas y en su punto justo de consumo, sino de tener claro que se trata de un producto de frutería que depende de como sea cultivado , podrá contener un sabor u otro. 

¿Dónde se pueden cultivar fresas?

Las fresas son un producto de huerto que se cultiva con facilidad, no son necesarios muchos cuidados para obtener frutos, de hecho solo es necesario tener un pequeño espacio de terreno para conseguir una pequeña producción de fresas, ello explica que se hayan convertido en planta estrella de huertos urbanos. Hay que reconocer que, además de una fruta de lo más interesante por sus características y su sabor, la fresa resulta muy decorativa por su contraste de hojas de color verde intenso son frutos que pasan del verde claro al rojo más vivo.

Sin embargo, los climas cálidos son los que mejor sientan a la fresa, además, producir fresa en cantidad es conveniente contar con una gran extensión de terreno. De hecho, resulta un producto bastante rentable, debido al hecho de que, aunque asociadas a la primavera, existen variedades de planta que dan frutos varias veces al año y durante varios años.

Si todo son ventajas, ¿por qué es tan difícil encontrar fresas que saben a fresas?

Fáciles de cultivar y fáciles de vender, las fresas parecen el cultivo soñado para cualquier agricultor, pero si así fuera, encontrar fresas de calidad en Málaga y alrededores no debería de ser muy complicado, teniendo en cuenta que las temperaturas son más que adecuadas para el cultivo de esta fruta.

La realidad, en cambio, es bien distinta y la mayor parte de las fresas tienen un sabor que de lejos es el esperado, y hay una explicación para ello: las fresas requieren del uso de abonos y pesticidas.

En abonos, resultan más rentables los que incluyen elementos químicos, ya que favorecen un crecimiento rápido de las fresas y reducen la inversión, pero también alteran las frutas, así que es difícil que el resultado sean fresas que saben a fresas.

El llamativo color del fruto, que resulta tan atractivo para el consumidor, tiene el mismo efecto en diferentes insectos que atacan la fruta mientras está creciendo, así que es necesario atajar este problema, para que no dañe ni planta ni fruta. Los pesticidas son el tipo de plaguicidas más empleado, ya que resulta económico y efectivo para acabar con cualquier elemento que podría dañar la fruta durante su cultivo.

Con el uso de pesticidas, el problema acaba rápido, claro que a cambio el sabor de las fresas se altera o, lo que es lo mismo, se sacrifican las “fresas que saben a fresas”  en pos de plantas libres de plagas y que producen frutos “muy bonitos”.

Más allá del efecto que los pesticidas tienen en el sabor, hay otros aspectos a tener en cuenta durante el cultivo de la fresa con pesticidas: la fresa es un fruto delicado y con una piel muy fina a través de la cual los productos aplicados para el control de plagas son absorbidos hacia el interior, y varios estudios elaborados por la Comisión Europea han demostrado que las fresas son el producto que mayor cantidad de pesticidas contiene. El destinatario final también de este elemento es el consumidor.

Merece la pena comprar fresas de cultivos ecológicos

Entre las características de los cultivos ecológicos se encuentran el empleo de abonos naturales y el uso de elementos de control de plagas que no contienen agentes químicos, así que todo lo que favorece el crecimiento de la planta son elementos naturales. ¿El resultado? Productos de aspecto más natural y dimensiones normales, pero lo que es más importante, se obtienen fresas que saben a fresas.

Puedes disfrutar de las Fresas de Eladio en su catálogo. 

 

Fresas_comunes
Política de cookies En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información aquí. Continuar