CALMA ELADIO

Calma Eladio es mucho más que un sello de frutas y verduras de proximidad.
Es una manera de entender la vida, más sana, más justa y comprometida. Es nuestro granito de arena para intentar cambiar algunas dinámicas de consumo y ayudar a las generaciones venideras a que se encuentren un mundo un poquito mejor.

Consumiendo Calma Eladio
conseguimos:

Consumir producto fresco, de más calidad y por lo tanto, más nutritivo y sano. La cercanía permite reducir el tiempo de desplazamiento del centro de recolección al punto de venta, donde los alimentos llegan en un mejor estado al ser recolectados en su momento óptimo de maduración.

Ayudar a los pequeños y medianos agricultores locales a subsistir, recibiendo un precio más justo por sus productos al reducir intermediarios y facilitándoles el acceso al canal comercial. Además de crear puestos directos de trabajo, de fomentar la economía local y mantener vivo algo tan importante como es nuestro entorno rural.

Reducir la huella de carbono producida en la comercialización y distribución de los productos de importación, así como todas las emisiones de gases derivadas que potencian el efecto invernadero. El desplazamiento de grandes distancias necesita más embalaje y, por tanto, deja más residuos y mucha más contaminación.

Conoce nuestros agricultores

Pepe Álvarez
Finca en Coín

Mariló Sánchez
Finca en Campanillas

Daniel Caballeros
Alhaurín de la Torre

Carlos Pineda
Finca en Estepona